Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Bienestar financiero y salud, más que sólo números

Bienestar financiero y salud, más que sólo números

En los últimos años, he notado que cada vez más personas a mi alrededor viven en el vertiginoso ritmo de la vida moderna y en ocasiones descuidan un aspecto crucial que impacta directamente en nuestra salud, me refiero al bienestar financiero. Más allá de los números en nuestra cuenta bancaria o las deudas que tengamos, la gestión adecuada de nuestras finanzas tiene un profundo efecto en nuestra salud física y mental.

El bienestar financiero no consiste simplemente en acumular riquezas, sino en construir una base patrimonial y financiera sólida que proporcione tranquilidad y opciones de gasto, ahorro e inversión, asegurando que el dinero sea una herramienta que potencie nuestro bienestar en lugar de convertirse en una fuente constante de preocupaciones.

Uno de los efectos negativos más evidente de la inestabilidad o incertidumbre financiera es la ansiedad — ese susurro constante que se instala en la mente cuando los números no cuadran. La incertidumbre sobre cómo llegar a fin de mes o enfrentar gastos inesperados puede generar un estrés crónico, afectando nuestra salud mental. Además de la carga emocional que implica, la ansiedad financiera puede traducirse en problemas como insomnio, irritabilidad y falta de concentración.

El estrés es ese estado anímico y somático que puede surgir cuando enfrentamos deudas, dificultades económicas o decisiones financieras complicadas. Este estrés financiero afecta nuestra paz mental y tiene consecuencias físicas. Investigaciones sugieren que el estrés prolongado puede contribuir a problemas de salud como enfermedades cardíacas, hipertensión y trastornos gastrointestinales, por mencionar algunos malestares.

¿Y qué pasa con el ahorro? Tener un fondo de emergencia brinda seguridad financiera, y además tiene un impacto positivo en la salud mental. La sensación de tener un colchón financiero reduce la ansiedad y brinda la confianza necesaria para enfrentar imprevistos sin que estos afecten negativamente nuestra salud emocional.

El bienestar financiero también influye en nuestras decisiones diarias en términos de calidad de vida. La capacidad de invertir en experiencias que nos brinden felicidad, como viajes, actividades recreativas o una alimentación saludable, contribuye significativamente a nuestro bienestar general. Por otro lado, ajustarse excesivamente el cinturón puede llevar a decisiones alimenticias menos saludables, ya que las opciones más accesibles no siempre son las más nutritivas.

El equilibrio entre la salud física y financiera también se revela en la planificación a largo plazo. La falta de una planificación financiera adecuada puede generar preocupaciones constantes sobre el futuro, afectando negativamente la calidad de vida en etapas posteriores. Asegurarse de que las finanzas estén alineadas con metas a largo plazo, como la jubilación, proporciona una sensación de seguridad y bienestar.

El bienestar financiero y la salud están intrínsecamente vinculados. No se trata solo de números en una pantalla, sino de cómo esos números influyen en nuestro día a día y en nuestra percepción del mundo. La ansiedad financiera y el estrés crónico pueden afectar nuestra salud mental y física, mientras que un manejo adecuado de las finanzas puede ser un catalizador para una vida más plena, saludable y feliz. Aprendamos a equilibrar nuestras cuentas y, por lo tanto, nuestras vidas.

Y siguiendo con la tradición de este blog, cerraré el tema con una frase relacionada con el tema.

“Haz un presupuesto como si tu vida dependiera de él. Porque así es”

Anónimo
                                   

Un abrazo hasta donde estés leyendo esto

Tania MO

La crisis de los Tulipanes y los aprendizajes que nos dejó

La crisis de los Tulipanes y los aprendizajes que nos dejó

En el siglo XVII, los Países Bajos vivieron un episodio intrigante que involucra a los tulipanes, y que va más allá de su función decorativa en los campos. Esta historia nos sumerge en el mundo de las burbujas financieras y las decisiones impulsadas por la psicología del mercado.

En aquel entonces, los tulipanes en Holanda eran símbolos de estatus y lujo, despertando una especie de fiebre financiera debido a su rareza. El tulipán Semper Augustus era especialmente codiciado, pero lo que realmente fascinaba a la gente eran los bulbos de tulipán, que prometían futuras flores y desencadenaban una fiebre especulativa.

La euforia alcanzó su punto más alto entre 1636 y 1637, con los precios de los bulbos llegando a niveles sorprendentes. Muchos llegaron a hipotecar sus hogares en busca de ganancias rápidas en subastas de bulbos de tulipán. Sin embargo, como suele suceder con las burbujas financieras, esta también estaba destinada a estallar.

En febrero de 1637, el mercado colapsó, dejando a muchos en bancarrota y enseñándonos lecciones duraderas sobre la especulación irracional y la fragilidad de las burbujas financieras.

Más allá de la extravagancia de la época, la historia de la crisis de los tulipanes ofrece lecciones atemporales sobre la psicología del mercado. La fiebre de los tulipanes ilustra cómo las decisiones financieras pueden ser influenciadas por el comportamiento de la multitud, con el “miedo a perderse de algo” (que ahora llaman con el acrónimo de FOMO “fear of missing out”) llevando a muchos a unirse a la euforia a pesar de que lógica diría lo contrario, una dinámica que aún resuena en los mercados actuales.

Durante la crisis de los tulipanes, muchos apostaron todo a un solo activo de especulación. Aquí resalta la lección clave de diversificar y tomar decisiones informadas. La diversificación protege contra la volatilidad, y la información respalda decisiones financieras más sólidas.

Aunque los campos de tulipanes desaparecieron, las lecciones que nos dejaron se pueden resumir en la importancia de la prudencia, aprender de las burbujas financieras pasadas y dar valor a la información y sensatez al momento de invertir, lo que nos puede ayudar a proteger nuestro patrimonio.

Esta parte de la historia, nos invita a considerar cuidadosamente nuestras decisiones financieras. Diversificar nuestras inversiones en diferentes áreas, y no dejarnos llevar por la fiebre del momento son prácticas esenciales; también nos indican la importancia de sembrar sabiamente y no poner todos nuestros huevos en una sola canasta por moda. En el mundo de las inversiones, la paciencia, la diversificación y la prudencia son nuestras aliadas más valiosas. 

Para terminar y siguiendo con la tradición de mis posts, cerraré el tema con una frase relacionada con el tema.

    “Si quieres entender la geología, estudia los terremotos.
                                    Si quieres entender la economía, estudia las crisis”
                                      Ben Bernanke, premio Nobel de Economía 2022

Un abrazo hasta donde estés leyendo esto

Tania MO

El día que descubrí que las matemáticas si sirven para la vida cotidiana

El día que descubrí que las matemáticas si sirven para la vida cotidiana

Hace varios años, escuché una frase que resonó en mi mente: “No entiendo para qué tantas clases de matemáticas en las escuelas, nadie usa todas esas fórmulas en su vida diaria”. En ese momento, la respuesta a ese comentario me pareció obvia y no dejé de reflexionar al respecto. Ese día, comprendí que las matemáticas tienen un valor real en la vida cotidiana, a pesar de la percepción negativa que históricamente han tenido para muchas personas. Más allá de simplemente aprobar exámenes escolares, las matemáticas aportan habilidades esenciales, como la lógica, la deducción, el pensamiento abstracto y el razonamiento, que son fundamentales en la vida diaria.

Es cierto que nadie va por la vida diaria aplicando fórmulas matemáticas como la del binomio al cuadrado que tanto nos dijeron que teníamos que aprender en la escuela. Sin embargo, las matemáticas nos proveen de herramientas cognitivas poderosas que utilizamos constantemente. A través de problemas matemáticos, desarrollamos la capacidad de pensar de manera crítica y resolver situaciones desde múltiples perspectivas. Estas habilidades son esenciales para enfrentar retos en la vida, ya que nos permiten armar procesos de solución efectivos para una amplia gama de situaciones cotidianas.

Los números son una parte de nuestra vida diaria, desde calcular el cambio en una tienda hasta medir distancias en un mapa. Pero más allá de realizar cálculos sencillos todos los días, el estudio de las matemáticas forja procesos mentales que aplicamos en todas las áreas de nuestra vida. Estos procesos de razonamiento nos permiten abordar problemas complejos y tomar decisiones informadas, avanzando hacia la mejora de nuestra vida y la de nuestras familias.

Además, las matemáticas son esenciales en la gestión de nuestras finanzas personales. Ya sea que tengamos ingresos altos o bajos, comprender conceptos financieros y administrar nuestras finanzas personales con eficiencia es crucial para reducir el estrés y mejorar nuestra calidad de vida en general. Algunos estudios destacan que una sólida educación matemática en la infancia brinda ventajas en la vida adulta, como mayores oportunidades de empleo y la capacidad de asumir roles de liderazgo.

En resumen, las matemáticas son mucho más que una materia escolar. Son un vehículo que nos dota de habilidades para enfrentar retos en la vida cotidiana. Las matemáticas no solo son números y ecuaciones, sino también la clave para desarrollar un pensamiento analítico, la capacidad de ver situaciones desde perspectivas diversas y la creatividad para encontrar soluciones fuera de lo común. A través de las matemáticas, no solo pasamos exámenes en la escuela, sino que contribuimos al desarrollo de una sociedad que valora el razonamiento lógico y la toma de decisiones fundamentadas en todos los aspectos de la vida.

Para terminar y siguiendo con la tradición de este blog, cerraré el tema con una frase relacionada con el tema.

                             “Si la gente no cree que las matemáticas son simples, es solo porque

                                          no se dan cuenta de lo complicado que es la vida”

                                             John Louis von Neumann, Matemático Húngaro

Un abrazo hasta donde estés leyendo esto

Tania MO

Educación financiera en la niñez: ¿cómo construir un futuro financiero?

Educación financiera en la niñez: ¿cómo construir un futuro financiero?

Por Tania Martínez Ortega

Publicado orginalmente en Rankia.

Entérate de SPES en Telegram:
https://t.me/spesetcivitas

Vale la pena reflexionar sobre la educación financiera para niñas y niños.

Desde mi punto de vista, “Los inversionistas se captan desde edades tempranas“. Quisiera analizar la educación financiera en las niñas y niños desde la perspectiva de los beneficios a largo plazo que este tema puede darle a las personas en edad temprana, las habilidades con las que los niños y las niñas pueden contar a futuro, si decidimos darles el conocimiento adecuado desde hoy.

1.      Hábitos financieros saludables: tienen más probabilidades de desarrollar hábitos financieros saludables, como ahorrar dinero, presupuestar gastos y planificar para el futuro. Estos hábitos los ayudan a evitar problemas financieros y de endeudamiento en el futuro.

2.      Conciencia financiera: comprenden mejor el valor del dinero y la importancia de tomar decisiones financieras responsables. Esto los ayuda a tener una conciencia financiera y a tomar decisiones más informadas a medida que crecen.

3.      Estabilidad financiera: tienen más probabilidades de alcanzar la estabilidad financiera a largo plazo. Saben cómo manejar sus finanzas, lo que les permite mantenerse alejados del endeudamiento excesivo y mantener un buen puntaje crediticio.

4.      Éxito financiero: puede ayudarlos a lograr el éxito financiero. Cuando comprenden cómo manejar su dinero y toman decisiones financieras informadas, pueden lograr sus metas financieras y alcanzar la independencia financiera.

5.      Mayor confianza: tienen una mayor confianza en su capacidad para manejar el dinero. Se sienten más seguros en su capacidad para tomar decisiones financieras informadas y para manejar su dinero de manera efectiva.

Infografía: Taniamo

Considerando los beneficios que revisamos antes, podemos decir que enseñar educación financiera a los niñ@s es crucial para ayudarlos a construir un futuro financiero sólido, pero no sólo es una opinión mía, existen estudios y estadísticas que demuestran los beneficios de la educación financiera para los niñ@s y las posibles consecuencias del hecho de no proporcionarla adecuadamente, aquí menciono algunas:

1.      Encuesta OCDE: el 15% de los jóvenes de 15 años en países de la OCDE no tienen habilidades financieras básicas.

2.      Estudio del Centro para la Investigación y el Análisis Financiero reveló que los estudiantes de secundaria que recibieron educación financiera tenían un 50% más de probabilidades de ahorrar regularmente en comparación con aquellos que no recibieron educación financiera.

3.      Estudio de 2016 de la Fundación Nacional de Educación Financiera encontró que solo el 24% de los millennials tienen conocimientos financieros básicos y solo el 8% de ellos tienen un alto nivel de conocimiento financiero.

4.      Informe de la Comisión Europea, los jóvenes que reciben educación financiera tienen menos probabilidades de contraer deudas excesivas y son más propensos a tener planes de ahorro y de jubilación.

5.      Estudio de la Universidad de Montana encontró que los estudiantes de secundaria que recibieron educación financiera tenían más probabilidades de graduarse de la universidad.

En resumen, los estudios demuestran que proporcionar educación financiera a los niñ@s puede ayudarles a tomar mejores decisiones financieras, aumentar su capacidad para ahorrar y planificar para el futuro, y mejorar su bienestar financiero a largo plazo y así evitar enfrentar dificultades financieras en el futuro.

Como dato curioso, sólo hay dos países en el mundo en los que este día se celebra el 30 de abril de cada año, México y Colombia. También hay otros países que celebran el día del niño en diferentes fechas como España (el 20 de noviembre), India (el 14 de noviembre) y Japón (el 5 de mayo).

Para terminar y siguiendo con la tradición de este blog, cerraré el tema con una frase relacionada con el tema.

“El futuro económico, y no económico, de una persona lo determina más la
                buena o mala gestión del dinero que haga esa persona que los ingresos que
                                               llegue a tener a lo largo de su vida”
                 
                    
Gregorio Hernández Jiménez, Especialista en inversiones y escritor.

Un abrazo hasta donde estés leyendo esto

Tania MO

MDNMDN