Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Nosotros

Deseamos construir una plataforma que fomente la ciudadanía y mejore la calidad de la discusión pública especial, pero no exclusivamente en el ámbito hispanohablante. Una comunidad animada por la esperanza, la disposición a aproximarnos a la verdad, y la firme determinación de defender la dignidad humana y celebrar la vida humana en todas sus etapas y manifestaciones. Estamos también comprometidos con la promoción de la libertad y la democracia como formas siempre imperfectas, pero siempre deseables, de desarrollo de los seres humanos.
Creemos en el pensamiento al servicio de la verdad y entendemos el trabajo intelectual como una vocación de servicio que se actualiza en distintas formas de docencia, en la tutoría, la escritura y la generación de contenidos diversos.
Queremos una plataforma que nos permita aprender y descubrir: Descubrir autores, ideas, música, etc.: Todo aquello valioso que hay en el acervo humanista universal. No nos interesa ganar discusiones, sino aprender. No nos interesa humillar a nadie y por eso defenderemos la verdad con humildad, con amabilidad y con simpatía. No tenemos miedo a hacer el ridículo. No aspiramos a parecer ni a ser sofisticados.

Principios éticos:

Espíritu de Bienvenida: Apertura radical. Hacernos todo con todos, para ganarnos a todos. (Cf. Cor. I. 9.22.). Mientras respeten nuestros principios, todas las personas son bienvenidas, aunque no piensen igual que nosotros, o no nos simpaticen sus críticas. Somos radicalmente abiertos. Somos flexibles y estamos siempre dispuestos a innovar mientras mantengamos la calidad y la veracidad de nuestros contenidos.

“Muchos son los dones…” (Cor. I, 12.). Distintas personas tienen diferentes dones y talentos; todas las personas pueden colaborar a construir nuestra plataforma, ya como lectoras, como creadoras, como consejeras, como promotoras, etcétera.

No pensar en todo lo que nos falta, sino en todo el bien que podemos hacer. (Papa Francisco, homilía Domingo de Ramos 2020). Sobran personas mejor preparadas que nosotros y con mayores recursos espirituales, intelectuales y monetarios para llevar a cabo una tarea como la que nos proponemos. Esperemos encontrarlas y sumarlas a nuestro proyecto. Sin embargo, por el momento, iniciar nos corresponde a nosotros. Y tenemos todo lo indispensable para iniciar el proyecto de manera modesta, como una semilla, pero con ambiciones nobles y grandes miras.

MDNMDN