Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Cuarta y playoffs: los cuervos y las jugadas cardiacas

por | Dic 21, 2020 | 0 Comentarios

El pasado lunes por la noche presenciamos uno de los partidos más emocionantes de la NFL entre los Cuervos de Baltimore y los Browns de Cleveland (no son los cafés, porque este equipo se llama así por el apellido de un jugador, no por el color). 

Sin embargo, la jugada del partido, el regreso del partido, para los fanáticos de los cuervos, se ha convertido en un clásico, uno más en lo que me gusta llamar “Cuarta y playoffs” esas jugadas clave que el equipo logra casi como un milagro y debido a las sorprendentes habilidades atléticas de sus jugadores. 

Me gustaría repasar tres momentos estelares que nos han vuelto locos: dos para ir por postemporada y uno extra, que fue por honor frente a los Browns.

Ravens vs Chargers: la jugada imposible, el corredor indicado

En la época del entrenador Harbour Keep fighting se ha vuelto la máxima del equipo: hasta el final, no importa cómo vayan las cosas, no importa que ocurra después. Esta frase quizá la tenía en mente el corredor Ray Rice cuando en una cuarta y veintinueve pidió el balón a Joe Flaco, quien estaba ya en problemas.

El equipo debía de recorrer veintinueve yardas en una sola jugada para poder aspirar a la postemporada. Todos los receptores que corrieron para pase largo estaban cubiertos. El único descubierto era un jugador que al recibir el pase tendría un avance de sólo una yarda. Sin embargo, este jugador era Ray Rice, un corredor con una habilidad física impresionante. A él le correspondía avanzar las otras veintiocho yardas. Tras la recepción, una terrible actuación defensiva (tres jugadores de Chargers se bloquearon entre sí) y un bloqueo ilegal por la espalda que los oficiales no vieron, Rice consiguió el primer y diez. Esta fue la jugada más emocionante de la temporada. El primer y diez les dio a los Cuervos la oportunidad de seguir en la postemporada.

¿Qué ocurrió después? Los Cuervos llegaron al Súper Tazón y lo ganaron. 

Ravens vs Browns: bloqueando un gol de campo y ganando por el honor

Después de ganar el Súper Tazón, los Cuervos dieron un contrato millonario a Joe Flaco y perdieron a casi todos sus jugadores campeones. Esa siguiente campaña fue desastrosa, y las que siguieron tampoco fueron muy buenas. 

Llegó la temporada del 2015. Los Cuervos no lograban ganar y Joe Flaco estaba lesionado, pero, aún así, no se rendían; no iban a dejar que su temporada fuera la de un equipo que perdiera todos sus partidos. En un juego de lunes por la noche contra Browns hicieron hasta lo imposible por romper la racha perdedora.

Se complicaron las cosas. Pese a tener la ventaja, los Browns despertaron y vinieron de atrás, empatando el partido 27-27. Los Browns tenían la posesión final e hicieron lo que tenían que hacer: llegar a distancia para meter tres puntos con una patada de trámite. Los Cuervos se quedarían sin ganar, otra vez ¿Pero recuerdan? Keep fighting. Un jugador, en su primer juego de NFL, extendió la mano lo suficiente para bloquear la patada y Will Hill regresó esa patada hasta el touchdown. Los Cuervos ganaron un partido que no significaba nada para la postemporada, pero significó mucho para el honor. 

Ravens vs browns: otro lunes por la noche para la historia

¿Quién escribe los guiones de los partidos? ¿Qué fuerza le gusta mostrarnos en estos duelos? Este partido parecía una mezcla de los dos que comenté antes. Los Cuervos, perdiendo, estaban fuera de la postemporada. Los Browns, ya casi asegurada su participación en postemporada, debían defender el honor, pues los Cuervos les habían pasado por encima en el primer partido del 2020, además de que ganar les permitiría incluso acercarse a los Acereros y quitarles la división. 

Todo se mezcló. Los Cuervos estaban ganando con autoridad sobre los Browns. Estos, como en el 2015, regresaron y empataron el juego. Del otro lado, Lamar Jackson, el que no le gana a nadie (según sus críticos), estaba teniendo un juego muy bueno, no lo podían detener con sus carreras. Sin embargo, le empezaron a dar calambres en un brazo, y falló dos pases importantes. Luego, en una jugada de trámite donde sólo le dio el balón a su corredor para que anotara, la pierna de Lamar se empezó a acalambrar. Sale del juego, los Cuervos tienen series ofensivas de tres y fuera y los Browns se quedan con la ventaja. 

Los Cuervos estaban apunto de ver canceladas sus aspiraciones a la postemporada. Lo peor sucedió: su mariscal de campo reserva, el único que tenían, se lastima en la peor jugada que pudieron mandar en ese momento. ¿Quién lanzaría ahora? Justo en ese momento, Lamar regresa, toma el balón, “Cuarta y postemporada”: Lamar se abre, todos tienen miedo de que corra, dos defensivos se bloquean entres s mismos y “Hollywood” Brown, haciendo honor a su apodo, termina escribiendo el guión del partido con una gran anotación. El partido terminó con un Gol de campo de Justin Tucker, y los cuervos siguen en la pelea. 

No sé qué dirá la historia, si este gran partido terminará como el partido por el honor o como ese partido que los llevará al Superbowl. Lo importante es que este equipo nos deja muy claro una sola cosa: Keep fighting.

YakamÍ Machado

YakamÍ Machado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

MDNMDN