¿Por qué escribo?

por | Feb 1, 2023 | 0 Comentarios

Síguenos en nuestro canal de Telegram:
https://t.me/spesetcivitas

¡No se pierdan mañana la presentción del libro “Distopía: la fe en polémica con la cultura”!

Mario Arroyo

No es fácil responder a esta pregunta. La respuesta tiene diferentes perspectivas. Lo primero que podría decir, es que se trata de una necesidad íntima: la de sacar fuera lo que bulle dentro de mí, todo aquello que reclama mi participación en la sociedad en la que vivo. Es también una forma de retribuir a la sociedad en general, y a todas las personas que poco a poco han ido sembrado semillas positivas en mi corazón; en fin, que se trata de una forma de dar fruto, pues soy consciente de las grandes riquezas que Dios me ha confiado, sirviéndose de muchas personas para alimentar mi alma y mi corazón

En segundo lugar, el ser consciente de que un gran tesoro espiritual y humano ha sido confiado a mi custodia: el tesoro de la fe y la tradición católicas, las cuales, pese a que se pueda pensar lo contrario, son capaces de arrojar una poderosa luz al hombre contemporáneo, responder a sus dudas, satisfacer sus necesidades espirituales e íntimas. Siento un santo orgullo de mi fe católica, la cual me otorga una perspectiva privilegiada para ver y valorar los hechos cotidianos, pequeños o grandes, con el prisma de la fe. Ese lente privilegiado permite decodificar el misterio de la sociedad y del hombre, leerlos en perspectiva cristiana, lo que es equivalente a juzgar el mundo con una perspectiva profundamente esperanzadora, pues desde la fe sabemos que Dios no abandona el mundo ni a los que le aman.

Escribir es para mí, entonces, un ejercicio de esperanza, una puesta en acto de mi fe, la cual considero que tiene el valor suficiente para merecer ser compartida con los demás. Mis escritos son  testigos de mi fe y de mi esperanza que deseo compartir a una sociedad cansada y deficitaria de esperanza. Escribir es así, una parte importante de mi misión en la vida, del motivo por el cual Dios me tiene aquí.

Escribir es también una forma creativa de presentar la tradicional sabiduría cristiana, pero de modo y forma novedosas. Muchas personas viven con el manido cliché de que el cristianismo está superado, la Iglesia desprestigiada, las religiones desenmascaradas como una forma de manipulación y de oscuros intereses de poder. Busco al escribir desmontar este mito. Hacer ver que la fe posee todo el vigor, la vitalidad y fuerza, para devolverle al hombre de hoy el sentido de la vida. En un mundo que considera superada la religión, o como algo que está ahí pero está hueco, como mera costumbre o rancia tradición; en un mundo así, decía, es preciso volver a mostrar la maravilla de pensar los problemas y la vida en general en clave cristiana.

En síntesis, mostrar cómo el catolicismo no está superado, sino que sigue poseyendo una poderosa fuerza para arrojar luz y sentido sobre la vida de los hombres. Mi desafío es ser capaz de repensar el mundo en clave cristiana y novedosa al mismo tiempo, para hacer click con el hombre de hoy. Cada texto es en este sentido un examen, un intento de conseguirlo, con mayor o menor éxito según sea la ocasión.

¿Por qué escribo? Porque me gusta, porque Dios me lo pide, porque es una manera de hacer fructificar los dones que Dios me dio y compartirlos desinteresadamente a los demás. Será el paciente lector quien juzgue si he conseguido mi cometido.

https://www.facebook.com/EditorialNUN/
Redacción

Redacción

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

MDNMDN