Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Segunda oportunidad: análisis de los líderes de cada división en este segundo tercio de la temporada

New England Patriots, AFC Este

Quizá el equipo con menos talento, pero muy bien entrenados y con planteamientos de juego correctos. No hay mucho que decir, pues esto es lo que Belichick ha hecho desde siempre. Y se notaba que el equipo tenía muchas posibilidades de hacer cosas grandes cuando estuvo cerca de ganarle a los Cowboys y a los Buccaneers. Quizá aún queda la incógnita de cómo serán esos dos juegos contra los Bills para lograr amarrar la división. Además de que saber quién será el sembrado número uno en la americana es cada vez más incierto.

El único problema de este equipo es que, salvo ciertos jugadores desequilibrantes (como el linebacker defensivo Matt Judon), este equipo puede quedarse sin energía en momentos clave. Su pateador no me parece muy confiable como otros.

Kansas City Chiefs AFC Oeste

Muchos dicen que ya están de regreso, pero ¿Acaso se fueron? Lo único que ha pasado esta temporada es que las defensivas que los han derrotado han mostrado muchísima más disciplina que antes y ahora sí se quedan con todas esas intercepciones que le perdonaron a Patrick Mahomes la campaña pasada. 

La verdad, este equipo sigue igual que antes. Una defensiva con planteamientos correctos que logran sobrellevar la falta de muchos jugadores. Sí, muchos han dicho que se veía mal, pero creo que simplemente los equipos dejaron de tenerles miedo y se dieron cuenta que sólo había que ejecutar bien cada jugada para arrastrar a los eslabones más débil de esta defensiva. 

Aún podrían perder el liderato y, lo peor de todo, es que tienen muchos juegos en su contra al haber perdido contra líderes potenciales de cada división. Si esos equipos quedan de líderes, los Chiefs jugarían de visita en algunos juegos. Ser visitante podría ser complicado para este equipo, por eso deben amarrar muy bien los juegos divisionales para al menos tener un partido en casa para la postemporada. 

Baltimore Ravens, AFC Norte

El ritmo es malo. Este equipo había encontrado la manera de arreglárselas con las bajas para ganar los partidos. Pero en los últimos partidos ha ganado varios de milagro. Por supuesto que ganar es muy importante, pero desde el partido contra los Chargers, Lamar Jackson ha dejado de ser preciso en sus pases, luego de haber lanzado espectacularmente en por lo menos cinco juegos. Aún puede retomar el camino, y al igual que para los Chiefs, los juegos divisionales serán clave para amarrar su boleto a los Playoffs. 

No estoy muy seguro de que a este equipo le convenga ser el sembrado número uno porque históricamente, le va mejor como visitante. Pero esta temporada ha diferente: Cuando juegan en casa es cuando parecen no perder la vibra y encontrar esa chispa para no rendirse y seguir hasta el fin. Quizá esta temporada sea importante que la Final de Conferencia, si la juegan, sea en Baltimore.

Tenessee Titans, AFC Sur

Los Titans tienen un buen récord y grandes victorias dentro de su división, pero a diferencia de sus compañeros líderes, ellos están en una división más débil que sólo tiene a los Colts como amenaza aunque los Colts tienen muchos juegos de desventaja y quizá sólo logren rescatar un boleto como comodín, pese a lo bien que juegan y a lo peligrosos que son. 

El resto de la campaña, este equipo requiere obtener victorias para llegar a la postemporada. Luego queda esperar a que sus piezas clave regresen a tiempo para la postemporada. 

Pero ¿Con sus estrellas lograrán ganar? No sabemos cómo van a llegar y puede que en la postemporada los otros equipos encuentren cómo parar a Derrick Henry, algo que puede ocurrir, como en sus otras apariciones en postemporada, por lo que necesitan que también se recuperen sus otros jugadores clave. 

Dallas Cowboys, NFC Este

Es un equipo que necesita mucho a sus estrellas, pues su entrenador y planteamientos no son muy limpios ni buenos. Las decisiones de Mike McCarthy han dejado mucho que desear, aunque, en su favor, en esta segunda mitad han sido un poco mejores. 

En cuanto a la defensiva, es muy efectiva en los intercambios de balón. Pero luego se vuelve muy vulnerable cuando se trata de seguir un planteamiento disciplinado en el campo para detener ha ciertas estrellas de otros equipos, entre ellos: Davante Adams y Aaron Rodgers(Green Bay), DeAndre Hopkins y Kyler Murray (Arizona) y Tom Brady (Tampa Bay), todos ellos son jugadores cuya peligrosidad en el campo sólo se puede contener con planteamientos impecables y disciplina al seguir esos planteamientos. Esos son los rivales a vencer que tiene este equipo y hay mucho que corregir para ponerse a la altura del reto. 

De igual forma, lo peor es su pateador. Es muy inestable y poco confiable.

Arizona Cardinals, NFC Oeste

Un gran equipo que tiene un problema un poco preocupante. Ha logrado ganar con lesiones, y es probable que recupere a sus armas muy a tiempo. Esa es la clave. Este equipo puede aspirar a la cima siempre y cuando estén sanos y no llegue un descalabro con sus estrellas, pues lo peor que les podría pasar, es que las defensivas logren encontrarles una debilidad y todo les salga mal y eso no les puede pasar en la postemporada

Ese es el gran problema que tiene el equipo, pero quizá están a tiempo de cubrir esos problemas. 

Green Bay Packers NFC Norte

Es un gran equipo que sabe ganar y siempre es complicado ganarle, porque sus errores siempre se logran corregir, siempre y cuando, Aaron Rodgers esté en el el campo y de buenas. 

No hay mucho que decir. Si acaso lo que más preocupa es que su pateador ha empezado con una racha muy negativa, y podría ser factor en juegos decisivos. Una lástima, pues era uno de los mejores.

Tampa Bay, Buccaneers NFC Sur

Aún está por verse el impacto que tendrá la tontería de Antonio Brown, la salud de Rob Gronkowski y la estabilidad de su defensiva al tener tantas bajas. No son invencibles, pero sí que saben jugar muy bien. Quizá los Patriots y los Saints ya mostraron el camino para saber cómo incomodar y perturbar seriamente a Tom Brady. 

Habría que ver cómo reacciona en Playoffs el juego terrestre y hay que poner atención a ese otro juego en contra de los Saints, si ya encontraron la forma de sufrir contra ellos, o siguen siendo muy vulnerables.

Tom Brady sabe cómo ganar. Detenerlo es lo más importante para el resto de los equipos.  

Las tres mejores semanas de la NFL

Esta temporada se había perfilado muy interesante desde el principio. Muchos equipos estaban mostrando nuevas facetas y otros evidenciaban ciertas vulnerabilidades. Sin embargo, terminó el primer tercio de la temporada regular y las tendencias se vieron cuestionadas ¿Qué pasó? Aquí trataremos de dar algunas ideas de por qué los equipos perdedores derrotaron a los más enrachados, y porque los récords comienzan a ser muy similares entre todos los jugadores. 

Ya te conocemos

Lamar Jackson, Patrick Mahomes y Josh Allen han llegado a un momento clave de sus carreras, las defensivas ya se ajustaron. La mayoría de los equipos ya los han enfrentado, hay mucho video de ellos y pese a su progreso, hay cosas que dejan en los videos y que, con bastante disciplina, una defensiva puede detener, incomodar y derrotar al mariscal de campo. 

Patrick Mahomes toma decisiones muy arriesgadas, Lamar Jackson no se deshace rápido del balón y Josh Allen puede tener malos días si logras inutilizar sus armas, las cuales han demostrado no ser muy consistentes.

Claro, los equipos igual pueden ajustar, pero ya hay recetas y sobre todo un camino a tomar si quieres contrarrestar estos grandes equipos. 

No te confíes

Si hay algo que disfruto es ver cuando los analistas se equivocan. Los Power Rankings me parecen una medida semanal sumamente cuestionable. Saber quién es el mejor por cómo van los partidos por semana es una de las cosas más infantiles que existen. Un equipo se mide por consistencia, ejecución y ajuste. Eso se va evaluando más allá de las victorias, que son importantes, pero no decisivas para entender quién tiene y no tiene posibilidades. 

Medirte por tu récord es dejar de lado los errores y la suerte que pudiste tener en un partido. Eso hace que tanto los analistas como los equipos se confíen cuando se enfrentan contra equipos “más débiles”. Y eso les cobra factura en sus análisis y en los partidos a cada uno. 

Es imposible jugar al 100 por ciento

No se trata de ganar todo. Por mucho que eso parece que pidan los analistas. Rendir siempre a muy alto nivel, no sólo es imposible en una liga con los atletas de tan alto nivel que hay en la NFL, sino que cobra factura. Hemos visto muchas lesiones en esta temporada de jugadores clave, algunos de ellos por accidente, pero otros porque, evidentemente, se exigen demasiado cada partido y su cuerpo se quiebra. Perder o no estar a la altura es común, claro, la consistencia aún existe, sólo que esta no puede ser eterna. 

Además, no hay que olvidar que sigue el virus y las lesiones siempre se van a venir en cualquier momento. La falta de jugadores clave se llega a sentir en partidos que pueden suponer la derrota de sus equipos con otros que no parecen tan aterradores.

¡Qué gran temporada!

¿Quién va a ganar el SuperBowl? La hermosa respuesta es que no sabemos. Porque todos tienen debilidades, todos han hecho ajustes, y los contendientes no están tan claros. Cualquiera se va a poder llevar este campeonato. Y eso es lo que hace de esta temporada una de las más divertidas, interesantes y competitivas.

Primera oportunidad: Análisis de los líderes de cada división

Acabamos de llegar al final del primer tercio de la temporada, la primera oportunidad, la primera jugada ¿Cómo se han comportado los equipos y qué están presentando en sus primeros intentos por lograr su boleto a Playoffs? Es complicado dar al clavo en un análisis aquí, pero haré lo mejor que pueda. Algo es cierto, parece que la competitividad en esta temporada es más palpable.

Aún hay demasiados juegos por delante y muchos equipos aún pueden empeorar, mejorar o quedarse como están. Sin embargo, me parece un interesante ejercicio repasar a cada uno de los líderes de división presentes, pues ellos ya cumplieron con una buena primera oportunidad. 

Bills, líder de la AFC Este (4-2)

Los Bills se han visto contundentes, claro, contra equipos muy malos y un Kansas City que se cansa de hacerse el Harakiri por el exceso de riesgo y heroicidad en sus jugadas. Sin embargo, aquí los puntos a destacar de este equipo tan potente.

  • Su récord es bueno, ya que ha cumplido y sacado los partidos que tenía que sacar y con autoridad. 
    • Las victorias: si bien destrozó a malos equipos, también le tocó derrotar a Kansas City. Un equipo peligroso, pero que si le juegas con disciplina y tienes una ofensiva con la cuál poner puntos eres capaz de utilizar su exceso de errores y su mala defensiva. Sin embargo, pocos equipos tienen el personal y el entrenador para hacer cara a ese equipo. 
    • Las derrotas son una clara muestra que la presión a Josh Allen es quizá una de las claves, pese a su movilidad. T.J. Watt lo mantuvo contra las cuerdas, y Titans supo mantenerlo incómodo para generar errores. 
  • Su ofensiva es explosiva y uno debe tenerle respeto. Sus debilidades son la presión y detener su ataque terrestre. Su defensiva tiene buen personal y es disciplinada. Sin embargo, es susceptible al cansancio. Es importante mantenerla en el campo, aprovechar los errores que tengan, los pases cortos y un juego terrestre pueden ser poco sensacionales pero los equipos que los derrotaron parece que han ido por esa vía. Titans estableció esto y pudo abrirlos para luego tirar pases un poco más largos.
  • En su división no hay mucho que temer. Patriots son los más peligrosos, pero han demostrado que no tiene el personal para dar la estocada final y ganar sus partidos más complicados. Sin embargo, los Bills no se deben confiar cuando llegue su encuentro.

Chargers, líder de la AFC Oeste (4-2)

Los Chargers han tenido una evolución importante, de perder sus partidos, han aprendido a ganarlos y cada vez cometen menos errores costosos. Estos siguen ahí, pero se van erradicando con cada partido. Estos son los puntos a destacar de este equipo. 

  • Su récord es decente, pues el margen de error en esta división no es tan laxo como en la anterior.
    • Las victorias: se han visto muy competitivos en sus juegos, pero lo más importante, es que han sido divisionales. Si vas a ganarle o empatar récords en tu división, lo mejor siempre será que los duelos internos los ganes.
    • Las derrotas: debieron ganarle a Dallas, pero es claro que aún estaban en proceso de arreglar su gran problema con pañuelos y tonterías hechas en los momentos clave de los partidos. El juego contra los Ravens debió doler, pero quizá es bueno verlo ahora que más adelante en la temporada. Es ajustable.
  • Su ofensiva es explosiva y aterradora. Su mariscal de campo es joven pero lleno de mucho talento y ha demostrado nervios de acero. Los receptores son buenos, pero muy humanos. Lo más importante para este equipo es mantenerse sano. Sin embargo, la defensiva tiene muchos problemas con el juego terrestre. Ha sido una ventaja estar en una división que no corre mucho (por el momento), pero de verdad le urge ajustar ese detalle, porque los equipos de la americana y la nacional líderes son muy buenos corriendo el balón. Eso los hace los líderes más vulnerables de los cuatro de la americana.
  • Su división es peligrosa y deben cuidar su liderato. Kansas City es un petardo que se puede autodestruir o fulminar y quedarse aún con la división. Raiders también tienen equipo para disputar ese liderato.

Ravens, líder de la AFC Norte (5-1)

Mis hermosos Ravens van muy bien. Hay mucho que mejorar y aquí los puntos a destacar.

  • Su récord es genial, tomando en cuenta lo lastimados que están. Mantener el ritmo es importante. Su récord, por el momento, los pone arriba del resto de los equipos de la americana. Eso me hace muy feliz. Por favor, no le den el MVP a Lamar, porque el MVP nunca gana el Superbowl en la década reciente. 
    • Las victorias: esas victorias cardiacas, casi con la mano de Dios ayudándolos son espectaculares, hablan mucho de un equipo que nunca se rinde y un entrenador que los mantiene en el juego hasta el final y confía en ellos. La victoria contra los Chargers fue un buen respiro y una muestra del potencial del equipo si no abandona los fundamentos.
    • Las derrotas: ese juego contra los Raiders, aún duele, pues lo tenían en la bolsa y lo dejaron ir al final. Es importante no confiarse nunca, eso fue una buena señal de ajuste en el juego contra los Chargers. Nunca bajarle a la intensidad. Claro, esto puede ir en deterioro del performance en una temporada tan larga.
  • Su ofensiva es explosiva ha logrado ajustar. Las jugadas mandadas son cada vez mejores, aunque luego tienen sus problemas. Siento que el potencial de los jugadores apenas está floreciendo. La defensiva es perfectible, fue bueno el juego contra los Chargers, pero el trabajo debe seguir firme. TIENEN A JUSTIN TUKER. Eso ayuda siempre. 
  • Su división siempre es dura. Los Bengals son dignos de respetarse. Pittsburg no se puede dejar de lado, da igual cómo estén los equipos, estos juegos siempre son difíciles y T.J. Watt conoce muy bien a Lamar. La mayor prueba son esos juegos divisionales. Si los pasan con buena nota, los Playoffs son el límite.

Titans, líder de la AFC Sur (4-2)

De todos los líderes, es el que ha tenido más defectos, rarezas, pero son un equipo de Playoffs, y cuando digo esto no es porque los ponga ahí, sino porque tienen un espíritu ganador que hace que le puedan ganar a cualquiera cuando sus piezas y pasión embonan en el momento justo.

  • Su récord es débil, pero su espíritu, no. Es un equipo muy agresivo y nadie debe descartarlo. No importa dónde quede. Yo que el resto de los equipos de la Americana deseaba que los Colts les quiten el liderato.
    • Las victorias: han sido muy raras. Una que vino de atrás contra una defensiva débil, otra que se apoderó del partido contra un equipo colegial, y la última que de verdad mostró lo peligroso que siempre va a ser este equipo.
    • Las derrotas: la que más preocupa es la derrota contra Cardinals. Cuando el rival los descifra y no deja que entren en calor, este equipo se desinfla.
  • Su ofensiva es un Trailer que destroza defensivos. Es humano y se le puede detener, pero si toma vuelo, ya puedes darte por muerto. El ataque aéreo es inestable, pero su mariscal de campo es capaz de prender el switch y ser igual de peligroso. La defensiva deja mucho que desear. La disciplina es la gran falla de esta defensiva. hay mucho por qué trabajar, pero el juego con los Bills demostró que son entrenadles y mejorables. 
  • En su división luce manejable. Deben tratar de despegar y no desperdiciar las oportunidades de los duelos divisionales. Si logran despegarse un partido más de los Colts durante el segundo tercio de la temporada, el tercer tercio va a colocar todo en sus manos para regresar a los Playoffs y ser un equipo muy incómodo.

Cowboys, líder de la NFC Este (5-1)

Dallas lo está logrando. Si bien su entrenador deja mucho que desear, los demás entrenadores y el personal están respondiendo muy bien. Dak es su MVP, pues con él son muchos mejores.

  • Su récord ya empato al resto de los equipos y tienen el desempate contra los Bills. Es un equipo muy agresivo y nadie debe descartarlo. No importa dónde quede. Yo que el resto de los equipos de la Americana deseaba que los Colts les quiten el liderato.
    • Las victorias: Si bien tuvieron un poco de suerte contra los Chargers ya que estos se cansaron de buscar perder el partido, el resto de victorias han sido muy convincentes. El ritmo está puesto.
    • Las derrotas: esa derrota contra los Buccaeers demostró que, en juegos cerrados, su mayor debilidad es su pateador y su entrenador. Dallas debe intentar ser perfecto en su ejecución para no tener juegos tan cerrados con equipos muy buenos que jueguen con disciplina y personal.
    • Su ofensiva está bastante balanceada y tiene muchas armas. Admito que no creía mucho en Dack, y cuando se platicaba lo de su contacto (con la experiencia que tenía con Flaco) me oponía a un gran contrato. No obstante, creo que ha demostrado que sí lo vale y que no sólo es habilidad, sino que ha comprendido cada vez mejor el juego. Su defensiva está volviendo desequilibrante para el rival, y me parece que se puede confiar en ella para las jugadas grandes.
    • Su entrenador y pateador son un problema ¿Cómo te la juegas en cuarta en el primer cuarto, en la primera caminata ofensiva en tu propio campo? Este entrenador puede ser un problema en Playoffs.
  • Su división es mala. Una decente tercera mitad y me atrevo a decir que ya estarían amarrando su boleto a playoffs, no matemáticamente, pero sí realistamente. 

Cardinals, líder de la NFC Oeste (6-0)

Wow, no hay mucho que decir. Las armas y la habilidad de su mariscal de campo no parecen ser contentibles. Aquí el análisis del equipo.

  • El mejor récord de la NFL. No hay más que decir. Claro, hay dos partidos que pudieron perder. Contra los Vikings, tuvieron la fortuna de enfrentarse a un equipo históricamente maldecido por sus pateadores. Contra San Francisco, enfrentaron a un mariscal de campo novato y a un entrenador que parece no saber qué hacer con él. Es un riesgo llegar invicto. Siempre es mejor perder en temporada regular que en Playoffs y rasguñar algunas victorias.
  • Su ofensiva es ABRUMADORA. Demasiadas armas y el mariscal de campo que debe ser MVP. La defensiva, aunque se vio vulnerable contra los Vikings, creo que puede ser efectiva la mayor parte del tiempo. Lo que deben de mantener es la salud de sus jugadores ¿Temporada perfecta? Fans de los Cardinals, no soy quién para negarles este deseo. Se vale soñar.
  • Su división tiene un contrincante digno, Rams. Ya le ganaron y eso les da mucha ventaja. La gente creía que la división sería muy competitiva, pero parece que es de sólo dos, por el número de lesiones que los otros equipos enfrentan, y esquemas ofensivos y defensivos muy cuestionables. 

Packers, “dueño” de la NFC Norte (5-1)

Aaron Rodgers ya lo dijo: “Aún es su dueño”. Si bien en esta temporada no han sido tan espectaculares, han sabido sacar los partidos y demostrar lo peligrosos que son . Su récord es débil, pero su espíritu, no. Es un equipo muy agresivo y nadie debe descartarlo. No importa dónde quede. Yo que el resto de los equipos de la Americana deseaba que los Colts les quiten el liderato.

  • Las victorias: Buen ritmo, quizá algo que siempre esperamos al ser comandados por un gran mariscal de campo con gran veteranía y conocimiento del juego. 
  • Las derrotas: Rodgers no sólo es capas de lograr el Last dance, sino de bailar las calmadas. Cuando juega bien, el equipo tiene todo para ganar. Cuando juega mal, Dios, qué palizas les dan. La actitud y la calma es el mejor amigo de los Packers.
  • Su ofensiva es Rodgers. Su defensiva puede alzar la mano en momentos importantes. Abría que ver cómo se desenvuelven el Playoffs y, más importante, en esa final de conferencia siempre perdida.
  • Son dueños de su división. Aún es temprano, pero creo que en la mente de ellos la eta no es ganar la división, sino ser el sembrado uno de la conferencia.

Buccaneers, líder de la NFC Sur (5-1)

Tom Brady vino a salvar a este equipo. Su experiencia, su liderazgo, su habilidad los hacen seguir siendo un equipo peligroso y que nunca hay que descontar si se meten a postemporada.

  • Su récord es muy bueno, y ahora pueden empezar a reinar sobre su división. Tom bardo ya conoce más el equipo y el cielo es el límite.
    • Las victorias: Si bien, de pronto, hay equipos que se le empiezan a indigestar, Tom siempre logra tener el control al final. Nunca, realmente, parece que tienen la oportunidad para perder esos juegos.  
    • Las derrotas: esa derrota fue dolorosa, pero fue contra un buen equipo y, quizá, es mejor perder estos juegos ahora. Tom Brady lo hizo con los patriotas y lo está haciendo ahora. Mejor no le ganes en temporada regular, porque él sabrá tener su revancha en Playoffs, donde más cuenta. 
  • Su ofensiva no es perfecta, pero saben ajustar cuando es el momento. La salud en su defensiva es el gran problema, pues sin una defensiva competente no podrán parar a todos los equipos líderes.
  • Su división es de regular a mala. Sólo deben evitar que los Saints (que tienen un buen entrenador) tomen ritmo, aunque puede ser muy difícil por lo inestable que luce el equipo. 

Tres reflexiones y un cuervo: Semana 5 de la NFL

La semana cinco de la NFL ha tenido un sabor extraño. Varios equipos parecen ya no responder, otros despiertan y otros siguen con la misma racha (positiva o negativa) que tomaron desde el inicio de la campaña. Aquí algunos partidos que subrayo por lo que pueden representar para lo que resta de la campaña

Browns aún no cierran, Chargers mejoran

Uno de los partidos más divertidos fue el de Cleveland contra los Chargers. Por parte de los Browns, se nota que la agresividad no es una opción sino una identidad. Browns no quieren bajar la intensidad, su juego terrestre es físico y su defensiva presiona con fuerza, pero lo que más me gusta es el detalle y la limpieza en la ejecución. Desde la pretemporada, me impresionó cómo todos los elementos se mueven al mismo tiempo, como si fueran una parvada de pájaros en el cielo. Sin embargo, aún tienen un problema para cerrar. La selección de jugadas durante todo el partido fue impecable. Pero hubo una serie que acabó en tres y fuera cuando tenían la ventaja en el último cuarto, faltó algo de imaginación ahí. Sin contar que hubo mucha desesperación en la última serie para ganar el partido que fracasó.

Chargers cada vez mejoran en la disciplina, pese a que los oficiales les cobraron una interferencia a los Browns que en realidad debió ser en contra de los Chargers. Eso fue suerte, pero, de ahí en fuera, el juego dejó de tener formaciones ilegales y pañuelos costosos. Si siguen así podrán meter tantos puntos como lo hicieron en este juego. Si tuviera que mencionar un problema, es que fueron arrastrados por juego terrestre de los Browns, pero en su división eso es algo que escasea. Se entiende que les falte saber cómo parar la carrera. Y claro, la limpia ejecución de los Browns es mortal.

Packers y Bengals: más similares de lo que cries

Los empacadores estuvieron apunto de perder, de ganar, de empatar, pero al final sacaron el partido. Fue muy raro ver a un pateador como Mason Crosby fallar tanto en esos momentos. No creo que sea una tendencia y sólo fue un mal día, pues ambos pateadores tuvieron sus problemas. Lo que hay que destacar es que Green Bay no se vio tan dominante gracias a un buen planteamiento defensivo. Bengals tuvieron muy buenos destellos de fuerza como para poder ganarle a Green Bay, pero se notaba un poco la inexperiencia en ciertas jugadas. 

Sin embargo, este partido, más que esclarecer, metió más dudas. Por un lado, las defensivas de estos equipos han demostrado que pueden meter las manos cuando se necesita, pero la falla tan constante de ambos pateadores no me deja saber quién tuvo buenas actuaciones, pues los equipos acercaron a sus pateadores, sólo que esto no se vio reflejado en el marcador. Habrá que ver cómo se comportan el resto de la temporada, pero lo que sí queda claro es que ambos ya están cerrando el primer tercio de la temporada de la mejor manera posible para sus realidades. 

El oeste de la nacional luce cada vez más extraño

En esta semana estos equipos tuvieron sólo juegos divisionales, lo cuál nos muestra lo mucho que se conocen estos equipos. Parece que Carninals sigue demostrando superioridad por su récord invicto, y los Rams sólo perdieron contra este mismo equipo (y de qué forma). Pero esta semana los juegos fueron muy raros, tanto o más que los uniformes de marcatexto de Seattle. 

San Francisco paró muy bien a la máquina ofensiva de los Cardinals. No obstante, se vio muy reducido por la evidente inexperiencia de su talentoso (pero bastante novato) mariscal de campo, Shanahan aún no puede ajustar bien un plan para este jugador. Lo cuál muestra que Cardinals sí puede ser limitado, aunque su defensiva sabe levantar la mano.

Seattle y Rams no estaban finos porque sus mariscales de campo no estaban muy sanos. Sorprende que Geno Smith jugara un poco mejor que Wilson, lo cuál no se puede pensar que es porque sea un mejor jugador. Siento que las jugadas fueron mejor planeadas para este remplazo. No puedo aseverarlo con certeza, pero pareciera que el coordinador se está recargando mucho en la gran habilidad de Wilson. 

Geno tuvo mejor desempeño que Wilson porque enviaron mejores jugadas, más sencillas y rápidas, con contrapeso en el juego terrestre. Wilson es grande, pero debes ayudarlo para que no se ponga el equipo encima. También hay que recordar que el rival planea para derrotar al titular, no al suplente, luego por eso hay sorpresas, porque la defensiva no tenía contempladas ciertas jugadas, tampoco se puede dejar de lado esto. Claro, también la defensiva de Rams está muy lejos de ser lo que pudo ser la temporada pasada.

En fin, es una división agresiva, y se pondrá más rara en sus encuentros. Sobre todo, porque los récords se ponen algo distantes y las lesiones parece que pueden irle costando el camino a algunos de estos, Wilson fue bien remplazado en medio cuarto, pero será imposible remplazarlo por todas las semanas que se va a perder.

Un cuervo

Puff Se ganó el juego. Cardiaco y yo estuve a punto de tirar la toalla. Pero qué gran regreso y que gran ajuste. Aquí los puntos a destacar:

  • Los cuervos se durmieron y no despertaron toda la primera mitad. No pueden hacer esto contra los Chargers el próximo domingo.
  • Esa defensiva tiene mucho problemas, no saben teclear y pierden muchos ángulos, además de que uno de los esquineros que está remplazando a Marcus Peters es muy malo. Sin embargo, se nota que tienen pasión. Cuando se prendieron, hicieron de todo, hasta parar un gol de campo. Claro, de esa pasión vino una terrible falta, pues se calentó demás el defensivo cuando no debía y les dio vida a los Colts. La excusa de que primero fue puerco el de los Colts no es suficiente para perdonar ese empujón que le dio al jugador ofensivo. Hay que ser más disciplinados. Si te hacen algo ¡Acúsalos con los referís! Eso es más inteligente. 
  • Tuvieron mucha suerte de que el pateador de los Colts estuviera lesionado, eso facilitó muchas cosas durante el juego. Hay que admirar que lograra meter alguno que otro punto pese a la lesión. 
  • Hay mucho que ajustar, pero parece que las cosas pueden mejorar si continúan mostrando todo ese potencial que saben que tienen. 

Tres reflexiones y un cuervo: Semana 4 de la NFL

Octubre es el mes de las realidades. Los que han logrado buenos récords comienzan a enfrentarse a otro tipo de equipos más competitivos. Las lesiones se vuelven un factor más importante y más general en los equipos. Las defensivas logran ajustar un poco, y la consistencia se complica. Como sea aquí vienen las tres reflexiones inevitables.

Big Ben comienza a ser factor en contra

Big Ben es uno de los mejores jugadores que me ha tocado ver y padecer. Es un futuro salón de la fama, un ganador de dos Superbowls y un jugador que siempre ha sido peligroso y factor para ganar los partidos importantes. La rivalidad contra los Ravens me ha permitido verlo en sus notas más altas y más bajas. Igualmente, esta rivalidad explica mucho de lo que ocurre hoy: el Norte de la Americana no es para carreras largas. La división siempre ha sido muy física y agresiva. No es fácil estar en uno de estos equipos y rendir un largo tiempo. Big Ben comienza a padecer estos estragos. 

Claro, no sólo se trata de él, pues la línea ofensiva tampoco le ha ayudado mucho para que no se meta en estos problemas. No sé si logre obtener un segundo aire a tiempo o salga otro mariscal de campo para traerle frescura a la ofensiva. Todos los equipos del Norte han ganado los mismos partidos que Pittsburg ha perdido. Peor aún, Bengals ya tiene una victoria sobre ellos. Veamos cómo se ve este mes para este equipo que nunca descarto de ser competitivo, pese a lo que muestre en estas primeras semanas. 

Patriots tienen algo calentándose

El partido de Mc Jones contra los Bucs fue una interesante muestra de que este mariscal de campo tiene qué ofrecer en el futuro. Sus errores pueden ser corregidos y, si su juego terrestre lo puede apoyar mejor, el equipo puede verse muy bien. El planteamiento defensivo fue increíble pese a las caras raras de Stephen Belichick mientras observaba el campo. Creo que este equipo aún le falta algo, pero muy poco para volverse más competitivo de lo que ya es. Cualquier equipo que los vaya a enfrentar no puede confiarse, ya que este equipo aún sabe ejecutar con cierta disciplina, pese a las carencias que puedan tener.

Raiders pierden y Chargers comienzan a agarrar un mejor ritmo

En el juego del lunes por la noche salieron muchas cosas a la luz. Los Raiders dieron mucha pelea y hubo un momento en el que estaban con todo para hacer la remontada. Sin embargo, la falta de juego terrestre se sintió en esa tercera y corta donde Derek Car tuvo que lanzar en vez de correr y, durante la ejecución, no tuvo el tiempo suficiente para hacerlo. La presión de los Chargers fue magistral. Tanto que Derek Car perdió la compostura y lanzó un pase con desventaja para su receptor que terminó siendo interceptado.

No obstante, los Chargers, de pronto, cometieron uno que otro error que pudo complicarles el partido, como esa conducta antideportiva de Joey Bosa. Entiendo que sí era un sujetando, pero no debería de comportarse así en esos momentos en contra de un oficial y ganarse un pañuelo que le regaló quince yardas al contrincante.

 Los Chargers están atendiendo sus problemas de indisciplina. El entrenador novato ha comenzado a mostrar por qué se ganó su puesto. Parece ser que el problema de la indisciplina y falta de entrenamiento que les costaba los pañuelos no eran por su entrenador novato, como yo mal diagnostiqué; sino porque aún arrastraban tendencias negativas de la tempoarada pasada que los llevaban a perjudicarse a sí mismos. Algo que este entrenador parece estar limpiando, pero que le ha costado algunas semanas corregir. Reconozco que me equivoqué en esa observación.

Un cuervo

Volvieron a ganar mis Baltimore Ravens, así que aquí están mis puntos a resaltar de lo acontecido en el juego contra Denver. 

  1. El juego aéreo comienza a mejorar, me siento ilusionado con la llegada del novato Bateman en futuros encuentros. 
  2. Tampoco me gustó que buscaran a toda costa superar el récord de yardas por acarreo, sobre todo con el problema del personal lesionado que han estado enfrentando. Sin embargo, empatar y poder superar el récord de los Steelers era una buena razón para hacerlo. Quizá el entrenador de Denver lo tomó a mal, pero supongo que fue una reacción sobre todo emocional: Denver venía invicto, y ahora un equipo lo dominó por completo y decidió romper un récord en tiempo basura. Debe doler.
  3. Es importante el dominio defensivo que ejerció Baltimore. Muchos creen que Teddy Bridgewater hizo falta y que eso explica la derrota de Denver, pero Bridgewater jugó la primera mitad completa y se la pasó en el piso, por algo terminó lastimado. El ajuste defensivo más importante fue detener esas jugadas explosivas por tierra que estaban haciendo ver mal a los Ravens. Este factor fue el que en la primera mitad había acercado a Denver a su única anotación.
  4. La línea ofensiva sigue estando algo irregular. También el juego terrestre ha estado sin ritmo. El mejor corredor, el que ha entendido bien los huecos y ha tenido mejor comprensión del juego ha sido Tyson Williams, pero parece que no le tienen mucha confianza. Creo que valdría la pena darle más oportunidades, pues en este juego podría haber contribuido un poco más al juego terrestre que estos veteranos, en mi opinión.

Semana 3 de la NFL: Los novatos y un cuervo

Semana tres de la NFL. La temporada no podría ponerse mejor. Los equipos perdedores lucen más competitivos de lo que su récord indica, y vemos nuevas caras en la cima de sus respectivas conferencias. Sin embargo, aún quedan muchas interrogantes. A partir de la semana seis, los equipos se enfrentarán a una variedad un poco mayor de contrincantes con diferentes habilidades como para empezar a juzgar mejor a los equipos. En esta ocasión haré sólo una reflexión y hablaré de los cuervos, como debe de ser. 

Novatos “Sólo se puede poner peor” 

Ya lo decía el entrenador de los Jets antes de iniciar la temporada sobre el desempeño de su mariscal de campo novato: va a empeorar antes de mejorar. Los novatos que han llegado a esta temporada en la posición de mariscal de campo han enfrentado derrotas, entregas de balón y golpe tras golpe por parte de sus contrincantes ¿Por qué entonces vemos receptores, corredores y otros jugadores en otras posiciones que no tardan tanto en explotar en la NFL? La respuesta es sencilla: el juego cambia de manera más radical para un novato mariscal de campo que para otro en otra posición, al menos, al inicio. 

Diferencias importantes, metas diferentes

El sistema en el colegial, el tipo de jugadas, varias reglas y el personal contra el que uno se enfrenta es diferente. No es lo mismo estudiar y jugar. No es lo mismo retar esquineros cuya prioridad es usar su beca para volverse profesionistas en otra cosa a retar a jugadores, algunos con mucha experiencia, que dedican todo su tiempo a cultivar su juego y su cuerpo. 

Correr rutas, pulir la manera de taclear y otro tipo de habilidade sobre todo físicas no requieren tanto tiempo de aprendizaje. Los seleccionados en el draft ya cuentan con muchas de esas habilidades y tienen solo que perfeccionarlas. Si hablamos de los novatos a la defensiva, el capitán de la defensiva es siempre un veterano con amplia experiencia que orienta a los novatos en el campo. Un esquinero novato no necesita dominar todo el plan de juego de la defensiva, basta con que entienda y acate las órdenes del capitán. En cambio, el mariscal de campo es directamente el capitán del equipo ofensivo. Hay más reglas, situaciones y cosas que tiene que afinar.

¿Están tan solos los mariscales de campo novatos?

No, hay muchas cosas que los entrenadores y coordinadores pueden hacer para apoyar a sus novatos, un truco muy común es que no inicien los partidos, sino que estén detrás de un mariscal de campo experimentado aprendiendo poco a poco y familiarizandose con el cambio y fogueándose durante la pretemporada y al final de los partidos, cuando estos ya están ganados. 

A veces circunstancias adversas obligan a los entrenadores a poner a jugar a sus mariscales novatos sin esta fase de preparación. Se vuelve clave entonces la capacidad de los entrenadores para educar y ensaeñar a los jóvenes novatos. Carencias en estas situaciones suelen ser más responsabilidad de los entrenadores del del mariscal debutante. Claro, hay marsicales como Justin Herbert que nos mueven a juzgar duramente a otros jóvenes mariscales que no muestran un nivel similar de desempeño al llegar a la NFL; pero casos como el de Hebert siempre serán la excepción, no la regla. 

La semana tres nos deja muchas reflexiones por las palizas que sufrieron los mariscales. Matt Nagy es un entrenador que no sabe mandar buenas jugadas (ni con mariscales veteranos, ya lo he mencionado) para aprovechar las habilidades del jugador. Urban Meyer, coach de los Jaguares de Jacksonville, hizo una gran carrera como entrenador colegial, pero se nota que es también un novato en el sistema y está en el proceso de aprendizaje junto con su mariscal, en otras palabras, no tiene un referente para recibir experiencia NFL. 

Robert Sale viene de ser un coordinador defensivo, no ofensivo y, algo que no es su culpa, tiene un personal que nada ayuda, sobre todo, en la línea ofensiva, lo cuál expone a su mariscal a sufrir muchas intercepciones y golpes. Sale y por supuesto Belichick pueden darle más a sus mariscales para crecer a lo largo de la temporada y en la que viene.  Pero para ambos equipos será un proceso largo. Urban Meyer puede intentar desarrollar a su mariscal, es muy pronto para juzgarlo sabiendo lo buen entrenador que es y hay que darle el beneficio de la duda para que aprenda a diferenciar la NFL del colegial, cosa que  ahora les está costando mucho tanto a él como a su talentoso mariscal Trevor Lawrence.

Un cuervo

Baltimore hizo historia, polémica y vuelve a disputar partidos cardiacos. Aquí mis notas semanales:

  1. Ahora acepto lo que Zac Shomler (un ex jugador de colegial y con uno de los Podcast más serios y confiables que he escuchado de NFL, Strong Opinion Sports) dijo: “No le voy a decir Hollywood a Marquese Brown, porque no se merece ese nombre”. No ha despegado, y el tirar pases se ha convertido en una tendencia muy preocupante. Este juego pudo terminar en cualquier momento y estar más holgado si él hubiera agarrado los pases que soltó. 
  2. El ataque terrestre fue frenado, pero qué interesante fue ver que el ataque aéreo no lucía mal. De hecho, tiende a verse bastante bien. Hay mucho que afinar (como el punto uno), pero se ve mucho mejor. No hay que olvidar que aún faltan jugadores importantes en la ofensiva. 
  3. Me parece que la polémica por el retraso de juego no señalado exagera la situación: No he visto el partido completo y sé que estoy citando un sitio con una inclinación por el equipo de Edgar Allan Poe, pero Ingraven Vids comentó en su canal: “Ok, nos perdonaron un retraso de juego ahora, así como a ellos les perdonaron uno”. Parece que la marcación del reloj no fue fina en todo el partido, esa es la clave. Mientras los oficiales sean consistentes en la marcación, aunque sea una marcación muy rigurosa o muy laxa, pero para ambos equipos, creo que no hay injusticia que señalar. Claro, entiendo que es inevitable la polémica, de ser aficionado de Detroit, también estaría molesto; pero uno no controla muchas cosas en un partido. El propio entrenador de los Lions lo dijo: “Igual, ellos no debieron de convertir esa cuarta oportunidad, no habría polémica si hubiéramos impedido esa jugada desde un principio”.
  4. El MVP es Justin Tuker. Todas las veces que darle la victoria a los Cuervos ha dependido de él, ha cumplido, incluso ahora con un gol de campo de 66 yardas para establecer un nuevo récord. Necesitamos un MVP que ya no sea mariscal de campo. 
MDNMDN